Ocultos tras un Finsta

Porque siempre hay lugar para la banalidad, te contamos cómo se muestra en Instagram.

Por Gaba

Instagram es conocida como la red social para jugar a ser fotógrafos por los recursos estéticos y la cantidad de filtros con los que cuenta. Allí todo es perfecto, tanto es así que una medialuna y un café con leche puede ser una obra de arte. O parecerse…

Pero como en todas partes, siempre existe gente que se resiste a lo establecido, esa minoría en Instagram encontró la forma de expresarse y de despojarse de la perfección estética de las fotos. ¿Cómo? Abriéndose una cuenta falsa (fake) para mostrar su lado más crudo y superficial; eso sí, con un pseudónimo, porque la valentía tiene sus límites.

A esta tendencia -que tal vez en un futuro nos lleve a todos a la esquizofrenia- se la llama FInstagram (Fake Instagram) o tan solo Finsta. De esta forma, los adolescentes se permiten mostrar (siempre tras la máscara del fake) aspectos vergonzosos de su vida: esa imagen burda y grotesca que quizá por falta de personalidad no se atreven a compartir en las cuentas con sus nombres verdaderos . Tal vez todo esto sea parte de la búsqueda de una identidad pero eso ya se lo dejamos a un psicólogo…

¿Vos qué foto publicarías en tu Finsta?