Traelos sin mentirles

Traé público a tu web, pero sin lo que se conoce como keyword stuffing, ¿Qué es? ¡Te lo contamos!

Por Mana

Queremos medir todo lo que pasa, empezamos a leer sobre SEO y claro, nos cebamos. Un error muy común a la hora de empezar con las métricas y analíticas para tu sitio web es caer en lo que se conoce como “Keyword Stuffing”. ¿Qué significa? Te lo contamos en esta breve notita (el diminutivo es para enfatizar lo de “breve”).

Se llama keyword stuffing al uso excesivo de palabras clave dentro de un texto con el objetivo (mal enfocado) de darle más visibilidad en buscadores ¡No lo hagas! Google penaliza este tipo de cosas porque las considera acciones que sobreoptimizan, o algo así le dicen, porque en realidad lo que hacen es manipular los resultados del buscador. Si ponemos “Maradona” en un texto que habla sobre nanotecnología en botánica seguramente traccionamos más público a la web pero lo traemos engañado.

Lo tenés que pensar al revés de cómo lo estás haciendo: no desde el punto de vista del emisor, sino del receptor. Bah, o digámosle “usuario”. La idea es que los textos tengan valor para el que los lee y que se adapte a tu público objetivo. Si querés dar una información hacelo de manera simple, sencilla y clara. Mirá lo que dice Google al respecto.

¿Cuántas palabras clave o keywords? Mmm… no existe un porcentaje de keyword perfecto o no lo sabemos pero Google recomienda que seamos “razonables”. Más o menos su densidad dentro de un texto deberá ser de entre un 2% y 10% o un 3% y 7% respecto al resto de palabras. Pensá en dar una información útil, original y bien sintetizada y eso va a ser un mejor indicador porque, como decían los abuelos, el que mucho abarca poco aprieta y queremos apretar… bue, dejémoslo ahí.

Lo que te recomendamos es que una vez que termines un texto revises la densidad de palabras clave y te asegures de sumar las keywords en títulos (H2), atributos ALT, etiquetas meta y URLs. Y lo más importante: cuando lo difundas en redes sociales, usá esas palabras clave.